15

abr

¿Recordáis la Copa que voló?

la copa que bolo

  • El trofeo se le cayó a Sergio Ramos durante la celebración del Madrid por el Paseo de La Castellana

El Museo de la Selección, con sede en las instalaciones de la Real Federación Española de Fútbol, es una increíble colección de la historia del balompié español. Allí están la Copa del Mundo, las tres Eurocopas, el balón de la final del Mundial de 1930, un torno original de Wembley… y la destrozada Copa del Rey que en la madrugada del 20 al 21 de abril se le cayó a Sergio Ramos desde el autobús camino de Cibeles.

Aunque el Museo tiene como tema central a la selección española, la Copa, la competición estrella de la RFEF, tiene su hueco. La presencia de ese trofeo magullado de 20 kilos y 77 centímetros, fabricado desde hace décadas en la madrileña Joyería Alegre, nada tiene que ver con el morbo. Es un ejemplar que ya forma parte de la historia del fútbol español y que dentro de muchos años ocupará una parte de los libros que cuenten el recorrido de la competición desde que en 1903 es tenida en cuenta por la Federación.

De todas las piezas que se exhiben en las salas es la Copa del Mundo, obviamente, el que más reclamo tiene, en el que más se paran los visitantes y la que es objeto de más fotografías. Pero son muy pocos los que se van de Las Rozas sin una instantánea con la maltrecha Copa del Rey ganada por el Real Madrid en Mestalla en 2011 gracias a aquel gol de Cristiano Ronaldo en la prórroga.

Se le hacen casi tantas fotos como a la Copa del Mundo

De lo que pasó en esos pocos segundos desde que Sergio Ramos puso el trofeo en su cabeza hasta que acabó bajo la rueda derecha del autobús las teorías son variadas. La más generalizada es la de un pequeño frenazo del bus que hizo que Sergio perdiera el equilibrio y se le escapara de la manos. De poco o nada se enteró Marcelo, que estaba al lado, y al que le dio un ataque de risa cuando fue consciente de lo que había ocurrido.

Al día siguiente, en las celebraciones oficiales, el Real Madrid pudo aparecer con una Copa impoluta y resplandeciente. Federico Alegre siempre tiene un réplica lista por si sucede algo. Nunca había tenido que recurrir a ella, pero aquel incidente activó por primera vez el plan B. A cada lugar en el que se juega la final de Copa, Federico se desplaza en su coche con la réplica a su lado por si hay imprevistos: un robo, una caída, una pérdida…

Para el Barça en propiedad
En el Museo está la primera Copa, la de la Coronación (la de 1902 reclamada por el Athletic y ganada por el Bizkaia), la de la España Libre (la ganada en 1937 por el Levante en un trofeo organizado por el Valencia en plena Guerra Civil) y el palmarés de un torneo que desde 1903 han ganado 15 equipos.

Si mañana el Barcelona logra levantar su título de Copa número 27 -es el club que más tiene- se quedará el trofeo en propiedad, algo que consigue el que es campeón tres veces seguidas o cinco alternas en el ciclo abierto. Los azulgranas, que tienen ya cuatro propiedad, llegarían a la manita tras haber ganado las ediciones 1997, 1998, 2009 y 2012.

By admin|Noticias|0 comment

Comments are closed.